Fango marino

Fango marino elaborado con arcilla, algas y sal marina.


Los fangos o lodos son conocidos por contener gran cantidad de minerales. Al ser aplicados en la piel como una máscara, estos pueden penetrar en ella nutriéndola intensamente. Además, presenta la propiedad de absorber las impurezas presentes en la piel, dejándola limpia y purificada una vez que es retirado el fango de misma.


Modo de empleo:


Homogeneizar el producto antes de su aplicación. Aplicar una generosa cantidad sobre la piel perfectamente limpia y seca realizando un suave masaje, dejar actuar durante 15-20 minutos y retirar el exceso con abundante agua tibia.